MUSICOTERAPIA PRENATAL: Música para Nacer en Zaragoza

En marzo se iba a abrir este nuevo espacio, como comenté en entradas anteriores, ahora siento todavía una mayor responsabilidad por todo lo que ha supuesto -y supone- para las mujeres estar viviendo su proceso de maternidad en un contexto sociosanitario como el que estamos viviendo. Por lo que me emociona poder abrir este espacio de acompañamiento musicoterapéutico dedicado a la etapa prenatal.

Música para Nacer pone en primera línea la importancia de la presencia a través de la música, el sonido, la voz, la vibración, la visualización, la percepción corporal… como una de las mayores herramientas para transitar por este proceso tan transformador de la vida.


Presencia durante el embarazo. Presencia como mujer que se transforma en madre. Presencia con el bebé que se gesta en el interior de nuestro cuerpo. Presencia de la persona que acompaña este proceso.


Cumpliendo con las medidas sanitarias de prevención del covid-19, hemos establecido:

  • desinfección de la sala antes y después de su uso
  • se mantendrán las distancias de seguridad
  • uso de gel hidroalcohólico a la entrada y salida
  • el uso de los instrumentos musicales en cada sesión será individual
  • el material en papel (repertorio o material anexo) será enviado por email para su impresión o su uso en dispositivos electrónicos (IPad o Tablet)
  • cada persona dispondrá de una esterilla propia que será debidamente desinfectada
  • se hará uso de mascarilla durante las sesiones
  • los zapatos se dejarán fuera de la sala, en una zona habilitada para ello, y se hará uso de calcetines calentitos

Toda la información para inscribirte con tu bebé la encontrarás en la pestaña de “SESIONES PRESENCIALES” de MÚSICA PARA NACER, o si te es más cómodo:

Acompañamiento musical en la etapa prenatal

Acompañamiento musical en la etapa prenatal.png
Uno de los periodos que más me apasionan del desarrollo humano es justamente el del inicio: donde comienza todo. Porque ese “todo” es de suma importancia tanto para la madre, como para el bebé intraútero como para la persona que acompaña el embarazo.
En la Etapa Prenatal es donde comienza la andadura del ser humano.

El mundo sonoro intrauterino que tiene el bebé durante su periodo prenatal, es sumamente rico en estímulos internos (el latido del corazón, el sonido de los pulmones, el flujo sanguíneo, los sonidos gástricos), y al cual se le suman los diferentes estímulos externos (voces, música, ruidos) que se transmiten a través del cuerpo de su madre y del líquido amniótico. Y es justamente este ambiente, junto con otros procesos psicofiosiológicos, el que  imprimirá una huella en el desarrollo de la personalidad del bebé que está por nacer.

Llevo meses preparando una preciosa propuesta de Musicoterapia Prenatal que iba a comenzar a desarrollar en el mes de marzo en mi ciudad, Zaragoza (España). Y justo, cambió todo por el covid-19. Estas semanas he estado preparando con mucho cariño una propuesta que se adaptara a la situación que vivimos pero que a la vez pudiera acompañar a mujeres embarazadas. Así que mientras termino de darle forma sí que he pensado hacer un primer acercamiento al acompañamiento musical en la etapa prenatal. 

Será a través de un directo mañana martes 28 de abril en el Instagram de Música para Nacer y Crecer©y estrá dedicado a las mujeres que están viviendo estrés, ansiedad, miedo debido a esta situación de confinamiento. 

 

Nos vemos mañana, martes 28 de abril, aquí: 👇

 

A las 17.00h (Madrid), y pensando en todas las personas
del otro lado del “charco” que me escriben:
10.00h (México)
11.00h (Miami)
12.00h (Argentina)

Música para Nacer: nueva propuesta para este 2020

Me ha llevado tres años, los mismos que hace que fui madre, volver a abrir un espacio de musicoterapia preventiva dedicado a la etapa prenatal. Tenía, primero, que cuidarme como madre para poder acompañar a otras mujeres (y a sus parejas) en el camino de transformación de mujer a madre.

Hace unos meses ocurrió una de esas serendipias que hizo que de repente me viera con las dos manos en mi vientre, haciendo movimientos de balanceo mientras comenzaba con una mamá embarazada de mellizas. En un momento de la sesión, la mamá comenzó a llorar de amor cuando la música a acompañaba y su voz iba especialmente dirigida a sus hijas por nacer, que se movían en su interior. Ese instante, lleno de amor, me emocionó. Me hizo respirar y decidir que este nuevo año comenzaría estos ciclos de musicoterapia prenatal.

A través de este ciclo de encuentros, se pretende fomentar el vínculo afectivo prenatal, tomar conciencia de la escucha intrauterina del bebé, y potenciar la comunicación con el bebé por nacer.

Por otro lado, familiarizar a los padres con los elementos de la música y con el uso de su propia voz, mientras se utiliza la vibración y resonancia de la propia voz para activar la conciencia de las diferentes zonas del cuerpo, especialmente de aquellos que intervienen en la gestación, trabajo de parto y/o puerperio. Y, finalmente, utilizar la música con fines comunicativos y expresivos para la mejora del bienestar físico-emocional de la mujer gestante (y del padre o persona que acompaña) y el bebé.