COMENZAMOS MATRICULACIÓN

Siempre tengo por costumbre empezar en octubre porque siento que septiembre es un mes de transición y adaptación para pequeños y mayores.

Este año, lo ha sido todavía más. Nuestros pequeños han tenido que vivir una entrada a colegios y escuelas aún más difícil de llevar: con rostros tapados, distancias… y demás cosas que no os contaré porque ya vivimos todos. 

Llevo todo este mes ideando la forma (con protocolos de intervención, instrumentos de medición de temperatura, materiales y productos desinfectantes aún más potentes pero que no destruyan los instrumentos…) de volver a encontrarnos de manera vivencial. Pero no he sido capaz de hacerlo.

No concibo nuestro re-encuentro sin el contacto, sin que nos tiremos al suelo a rodar, sin que alguno de ellos me de un abrazo espontáneo o que acabemos la sesión cogidos de las manos diciéndoles (diciéndonos) cómo brillan, que son únicos y maravillosos,  y que no se olviden que “tienen permiso para ser”. 

Como Directora de Música para Nacer y Crecer -y como madre- no puedo abrir por el momento un espacio de experimentación musical con distancias, con “no os toquéis”, “no le dejes esa maraca”, “cada uno en su espacio”…. así que sólo puedo de manera presencial únicamente con el grupo de estimulación prenatal con embarazadas y un grupo de familias con bebés de 0 a 6 meses (y hasta que los bebés comiencen a gatear). Con ellos, las distancias no son un problema y son los adultos quienes gestionan ese trabajo sin que los bebés sean conscientes de ello.

Así que de momento abrimos el espacio de acompañamiento musical virtual donde nos encontramos todas las semanas para seguir viviendo, experimentando, gestionando y canalizando.

TENÉIS TODA LA INFO en el apartado de SESIONES ONLINE

Más adelante y viendo cómo se van sucediendo las cosas, la idea sí es volver a encontrarnos y abrir los grupos de manera presencial