¡ Sesión de Padres !

¡ La música no es solo cosa de niños !

En las sesiones de Música para Crecer© los padres son los grandes protagonistas en la Comunidad Sonora que se crea. Yo, solo acompaño el proceso. Y es por eso por lo que una vez cada dos meses -más o menos- nos encontraremos para hacer una sesión únicamente para ellos. En ese espacio podremos hablar de aspectos de las sesiones, de aspectos metodológicos, para qué hacemos una cosa u otra…pero sobre todo podremos ¡ jugar con la música !

Esa es la única consigna de las sesiones: J U G A R

Jugar con nosotros mismos

Jugar con nuestros hijos

Jugar con el grupo

Jugar con el silencio

Jugar

Jugar

Jugar

¡¡Nos vemos el 25 papás!!Sesión Padres.jpg

Jugar con la música

Cuando conoces a un bebote de 2 años que es pura música, corres la suerte de que al mirarnos a los ojos y comenzar a comunicarnos con patrones melódicos o rítmicos, el mundo a nuestro alrededor se pare.

La música es un juego. Para los anglosajones la palabra play significa por un lado jugar y por otro, hacer música. Pero yo iría más allá. Todo lo que tiene que ver con la vida, debería ser un juego. Lo que ocurre es que a los “mayores” se nos ha olvidado. Y es una pena.

espacio-baboom

Sala de Música en BaBoom

 

Es por ello, que los padres cuando se acercan -por primera vez- a las sesiones de Música para Crecer© que realizo, se quedan sorprendidos al comprobar que NO ES una sesión de música PARA bebés, sino CON bebés. Pero lo que más les sorprende es lo que ocurre dentro,  no es ni siquiera una sesión “al uso”.

En un primer momento les explico la metodología que vamos a trabajar, las normas de clase -que son dar libertad al niño, observar y jugar musicalmente-, que la voz cantada es la base de la sesión (sí, la suya), pero que hablaremos después de la sesión y no antes.  ¿Por qué?  Porque si les explicara todo lo que vamos a hacer, qué, cómo, a través de qué…se quedarían en la cabeza (en lo cognitivo). De esta manera, ellos –los padresexperimentan lo mismo que los bebés (que el primer día tienen los ojos como platos). Una vez que finaliza la sesión, sí que hablamos. Siempre fuera del espacio musical que hemos utilizado. Y luego, nos encontramos una vez cada trimestre para hacer sesión solo de padres, donde jugamos como niños con la música, hablamos, y experimentamos.

captura-de-pantalla-2017-02-09-a-las-8-10-39

Creo que los mayores debemos dejar a un lado -por un rato- el pensar,
y simplemente -que no es poco-  jugar.